PRENSA

El Museu Nino Bravo abre sus puertas el próximo 28 de octubre en Aielo de Malferit

El sábado 28 de octubre se inaugurará en Aielo de Malferit (Valencia), el Museu Nino Bravo, un espacio dedicado, según la alcaldesa de la localidad, Cristina Mira, ‘a mantener viva la memoria de uno de los cantantes más universales y queridos del panorama musical de habla hispana’.  Mira señaló que Nino Bravo fue ‘un artista que con su voz y sus canciones todavía continúa despertando sentimientos, pasiones y recuerdos, más allá del paso del tiempo y de las modas’.

Nino Bravo, nombre artístico por el que fue conocido Luis Manuel Ferri, nació en Aielo de Malferit en el año 1944 y se convirtió en su corta trayectoria en una de las voces más reconocidas y exitosas mundialmente. Sólo su inesperada muerte, truncó una de las carreras más prometedoras que nunca haya conocido la música española.

 

La colección permanente del Museo, denominada Universo Nino, recoge un número importante y valiosísimo de objetos personales y profesionales, cedidos por la familia, fans y amigos de Nino.

 

Según Cristina Mira, la gran cantidad de material audiovisual, fotográfico, sonoro y escrito que componen la colección -más de 360 objetos catalogados- permiten al visitante conocer la trayectoria artística de Nino Bravo, desde sus inicios hasta el punto más álgido de su vida profesional.

 

El visitante podrá disfrutar de objetos tan singulares como el micrófono, los trajes utilizados por el cantante durante sus actuaciones, la cartilla escolar, fotografías de su infancia y juventud, imágenes inéditas de la despedida de soltero, telegramas de condolencia o el aparato de sonido utilizado por Nino en sus actuaciones.

 

Ubicado en el Passeig de l'Eixample, el Ayuntamiento de Aielo de Malferit ha invertido cerca de 300.000 euros en la rehabilitación de Les Escoles Velles, sede definitiva del Museo Nino Bravo, y ha contado con la colaboración del PRODER y la Diputación de Valencia. El edificio, de 1931, se ha remodelado para ubicar el Museo Nino Bravo y la Biblioteca Municipal.

 

El Museo Nino Bravo surgió a partir del homenaje que el pueblo de Aielo de Malferit dedicó al cantante en 1998, acto que congregó más de 5.000 entusiastas. Desde aquel día han sido muchos los fans, conocidos y allegados que han ido cediendo recuerdos, discos, revistas, grabaciones al fondo del Museo.

 

‘Piezas -como indica Mira- que hemos guardado como verdaderos tesoros y que no las han cedido para que mantegan su valor’. En 2003, su esposa y sus hijas cedieron todo el material y trajes que conservaban de su padre. Desde entonces, no se ha cejado en el intento de ofrecer al público la memoria de Nino. El sábado abrirá las puertas su Museo.